Cómo ir de pasajero

Es muy fácil: Tocas un botón en la app, y te avisa cuando falta menos de un minuto para que pase un conductor que te puede llevar.
También te dice por donde vienen hoy tus conductores conocidos (los que ya te han llevado otras veces)

 

Con DedoCar, a los que no tienen coche les basta con el móvil para compartir sus viajes en el coche de otra persona, porque pueden ir de pasajeros en un asiento libre de alguno de los coches que van en su misma dirección, compartiendo los gastos del viaje.
Van casi con la rapidez y comodidad de un coche con chófer, y les sale a precio de autobús.

Aunque tengas coche,  si haces un viaje corto, te puede interesar más ir de pasajero; Porque los que hacen en sus coches los viajes más largos, te pueden recoger fácilmente al pasar. Ya no dependes de tu propio coche, y te libras de conducir en el atasco de la hora punta.
También es preferible ir de pasajero si tienes dificultades para aparcar en el trabajo, o sufres restricciones para circular por la ciudad.
Tu decides. También puedes ir unas veces de pasajero y otras de conductor.

Si repites viaje como pasajero, tendrás en tu app una lista de varios conductores conocidos, que te han llevado otras veces. Cada día, la app te avisa del primer conductor compatible que llega (te propone ir con él un minuto antes de que pase, aunque sea alguien nuevo). Y también te dice por donde vienen hoy tus dos siguientes conductores conocidos (para que puedas elegir).

woman standing outdoor holding smartphone

Photo by mentatdgt on Pexels.com

Indice:

  • ¿Quien puede ir de pasajero?
  • ¿Cuales son las diferencias con Uber y Blablacar?
  • ¿Cuánto me cuesta el viaje?
  • ¿Cómo va el pasajero? (4 pasos)
  • ¿Es mejor indicar mi verdadero destino, o un lugar de entrega cercano?
  • ¿Necesito llevar dinero, tarjeta, o facilitar mis datos bancarios a otros?
  • ¿Puedo elegir al conductor que me llevará?
  • ¿Cómo colaboran los conductores?
  • ¿Puedo tener un “plan B”, e indicar un destino alternativo?
  • ¿Qué pasa si no hay ningún coche que me pueda llevar?

 

 

¿Quien puede ir de pasajero?

Con la aplicación DedoCar puede compartir coche como pasajero cualquier persona que se la haya descargado en su móvil y se haya registrado,  siempre que mantenga una reputación mayor de 5 puntos sobre 10, y tenga un saldo de pre-pago suficiente para la mitad del coste del viaje.

Muchas personas, que antes iban solas en su propio coche, ahora lo dejan en casa y prefieren ir de pasajeros en el coche de otro, porque así no tienen que buscar aparcamiento en el destino, no se preocupan de mantener el coche, ni se estresan por conducir.
Yendo como pasajeros ganan en comodidad, e incluso aprovechan el tiempo de viaje con ocio, o conversando con otros viajeros.
El que tiene coche, en cada viaje puede decidir si prefiere sacarlo y compartir sus asientos libres en DedoCar, o prefiere “ir a dedo”.
De cualquier modo, se ahorra los mismos gastos de viaje.

También, algunas personas (que antes tenían que enlazar varios medios de transporte público, y tardaban más de una hora en llegar al trabajo), desde que comparten sus viajes en coche, ahorran bastante tiempo y ganan en comodidad.

Entre todos contribuimos a mover menos coches en la hora punta, para reducir los atascos, la falta de espacio en la ciudad, la escasez de energía, la contaminación del aire y el cambio climático.

 

¿Cuáles son las diferencias con Uber y Blablacar?

Diferencias con Uber:

Llamar a un Uber, para que te recoja a ti solo en la puerta de tu casa y te lleve al trabajo, sale muy caro. La mayoría de trabajadores no nos lo podemos permitir dos veces al día.

Pero ahora puedes ir casi con la misma comodidad y rapidez, a precio de autobús.

Porque en DedoCar no contratas a un profesional; Sino que aprovechas un asiento libre del coche de alguien que tiene que ir al trabajo de todos modos, y no cobra por conducir.
Como compartes los gastos del viaje con el conductor (y puede que también con más pasajeros como tú), todos ahorráis:
El gasto es el de mover un solo coche, y se reparte entre más gente. Cuantos más vais juntos, más barato os sale a cada uno.

Diferencias con Blablacar:

Blablacar es para compartir coche a otra ciudad el fin de semana. Pero DedoCar es para tus recorridos diarios al trabajo y de vuelta a casa.

Y es mucho más fácil de usar:
No tienes que publicar tu viaje o que buscar compañeros con días de antelación, ni tienes que negociar y escoger entre varios conductores, ni que reservar, pagar por adelantado y presentarte a cierta hora en un lugar de recogida.

Como haces ese viaje todos los días, y a la misma hora; nada más encender la app, DedoCar te dice por donde vienen los conductores con los que ya has ido otras veces (porque vais en la misma dirección y les cae de camino llevarte), y te propone automáticamente ir con el más cercano.
Lo único que tienes que hacer es aceptar al más cercano, cuando la app te propone ir con él.

Y si es tu primer día en DedoCar, a la hora en que todos vamos al trabajo, solo tienes que salir con tu móvil a un sitio por donde pasen muchos coches, encender la app y decir donde vas. DedoCar te avisa del primer conductor con asientos libres que va en tu misma dirección, un minuto antes de que pase. Te muestra una foto con su coche, su nombre y su reputación, y tú decides si quieres ir con él (y añadirlo a tu lista de conductores conocidos, para la próxima vez que hagas ese viaje).

Nuestro consejo:

Si quieres que aparezca enseguida un conductor compatible que te lleve, es mejor no exigir que te dejen exactamente en tu destino; Porque no todos los conductores estarán dispuestos a desviarse de su ruta.
Salvo que sea muy probable que varios conductores pasen por allí, mejor confórmate con que algún conductor cuya ruta pase cerca, te pueda dejar en un punto de entrega cercano.
Tú solo indica cuantos minutos estarías dispuesto a caminar desde el lugar de entrega hasta tu destino, y DedoCar te encontrará al compañero ideal.

 

¿Cuánto me cuesta el viaje?

Compartirás el coste del viaje con el conductor (y puede que con algún pasajero más). Por lo tanto, está garantizado que al menos te ahorrarás la mitad de lo que te hubiera costado ir en tu propio coche.
En DedoCar, los gastos se reparten entre todos los que van juntos. Por eso, el coste medio te sale similar a un billete en transporte público (y mucho más barato que en taxi o coche de alquiler).

Cuánto es exactamente tu parte, lo calcula automáticamente la app cuando termina el viaje; Porque no solo depende de lo largo que sea tu trayecto, sino también de cuántas personas (además del conductor y tú) lleve el coche en cada ocasión.
En DedoCar hay acordado un coste fijo por cada kilómetro de recorrido, que se divide entre el número de viajeros (entre dos y cinco, en la mayoría de los coches).
En el peor caso (que solo vayan juntos el conductor y un pasajero), los gastos del recorrido se dividen entre dos, y cada uno paga la mitad. A partir de ahí, les saldrá más barato cuantas más personas vayan juntas.
En la práctica, es fácil que te ahorres el 75% de lo que te hubiera costado ir solo en el coche.

Hay que añadir el coste del servicio de coordinación de viajeros. Pero es solo de 0,10 euros por viaje.
Es mucho menos de lo que te ahorras dejando el coche en casa; O es tan barato, que te merece la pena por el tiempo que te ahorras, o por lo que ganas en comodidad. (aquí puedes consultar el importe por kilómetro, la cuota del servicio y un ejemplo del reparto de costes de un viaje).

 

¿Qué hace el pasajero? (cuatro pasos):

  1. Arrancas la app, cuando estás listo para que te recojan.

  2. Te propone el primer coche compatible que pasa.

  3. Aceptas compartirlo.

  4. Te lleva.

 

1. Estoy listo para que me recojan.

Cuando estás listo para desplazarte, lo único que necesitas es salir a la calle con tu smartphone, y solicitar tu viaje desde el sitio donde quieres que te recoja el coche*.

02-destino-elegido-borde-logod

  • Si haces el mismo viaje todos los días, ni siquiera tienes que indicar donde estás, ni a donde vas (tu app ya lo sabe).

Trucos para esperar lo menos posible:
Se trata de que no tengas que esperar a que aparezca un coche que vaya a pasar exactamente por dos sitios (la puerta de tu casa y la puerta de tu trabajo); sino de estar dispuesto a caminar un poco, para que te sirvan la mayoría de los coches que van en tu misma dirección.

  • Solicita tu asiento libre desde una calle que tenga tráfico (como siempre se hizo para parar un taxi):
    Puedes hacerlo en la puerta de tu casa, y pedir que un coche se desvíe de su ruta para recogerte; pero es mejor que te acerques tu a una de las calles más transitadas del barrio, por donde pasan la mayoría de los coches y posiblemente también autobuses. Piensa como si hicieras auto-stop:
    “¿Por dónde iría en coche hacia donde quiero ir?”
    Y acércate hacia allí
    .
  • Pon un margen de entrega lo bastante amplio: 
    También es preferible que estés dispuesto a caminar un poco hasta tu verdadero destino, desde un punto de entrega bien comunicado, que sea conveniente para el recorrido de muchos coches.  Así, encontrarás un conductor dispuesto a llevarte mucho antes, que si exiges que te dejen exactamente en la puerta de tu destino. Piensa:
    “¿Dónde le será más fácil al conductor dejarme, para poder seguir su camino sin desviarse demasiado?”
    Indica en la app un margen de entrega alrededor de tu destino lo bastante amplio para que incluya este lugar.

Además, caminar es saludable. Los médicos recomiendan caminar un poco cada día.
Así, ya no tienes que salir a propósito a hacer ejercicio, ni tienes que dedicar tiempo solo para ello.
Caminar un poco cada vez, mientras vas al trabajo, es la forma más fácil de mantenerte en forma, sin darte ni cuenta.

2. La app te propone ir en el primer coche compatible que pasa.

Si se trata de alguien nuevo (por ejemplo el primer día que vas de pasajero en DedoCar); en un solo vistazo la app te muestra una foto del coche y del conductor, su nombre y su reputación (según lo han valorado los pasajeros que ha llevado antes).
Además, ves una lista de los conductores conocidos que vienen de camino (con los que ya has hecho ese viaje otras veces) .

La app. te propone el conductor compatible más cercano, y te dice por donde vienen tus conductores conocidos.
La app. te propone ir con el primer conductor compatible que pasa. Y te dice por donde vienen tus conductores conocidos de otras veces.

¿Como es posible?

Tu app se conecta a la plataforma DedoCar, que supervisa los desplazamientos de los conductores que ofrecen plazas libres.
Así, puede encontrar en el acto los coches que están haciendo recorridos similares al tuyo, y puede decirte cuál es el primer coche compatible que pasará por tu punto de recogida.

Además de esto, DedoCar aprende con vuestros viajes.
Cuando hayas hecho cierto viaje varias veces, ya conocerás a varios conductores que van en tu misma dirección, más o menos a esa hora. Y, si ya habéis ido juntos alguna otra vez, tu app recuerda que sois compatibles.
En el futuro (además de indicarte cuál es el coche más cercano), también te podrá decir cuáles de tus conductores conocidos vienen hoy de camino, y en qué orden pasarán; Por si prefieres esperar a que llegue alguno de ellos, para ir juntos.

3. Aceptas compartirlo.

Lo más normal será que vayas en el primer coche que llegue (date prisa en aceptarlo, antes de que pase de largo). Basta con tocar el botón “Acepto”
Pero, si alguno no te gusta, también puedes rechazarlo para dejarlo pasar, y esperar al siguiente.

4. El coche te recoge y te lleva.

El coche para para recogerte, y te lleva justo donde querías ir, o hasta un punto de entrega conveniente, dentro del margen que indicaste.

10-llegada-y-resumen-del-viaje-borde-logod
Al bajar del coche, la app te dice la parte de gastos de viaje que te ha correspondido, según la longitud de tu recorrido y el número de personas con quienes lo has compartido.
No tienes que preocuparte por el reembolso de gastos al conductor; se efectúa automáticamente gracias al saldo de tu cuenta de pre-pago.
También podrás ver el dinero, el combustible y las emisiones de CO2 que has ahorrado en el viaje.
Con el uso de la app,  mejoras tu reputación en la plataforma, vas consiguiendo varias insignias que premian que viajes de un modo más eficiente y sostenible, y refuerzan tu comportamiento cívico.

 

¿Es mejor indicar mi verdadero Destino, o un Lugar de Entrega cercano?

La primera vez que haces un viaje, tienes que prepararlo en tu app.
Has de indicar tu lugar de destino, y tu punto de recogida (si ya estás allí, es automático con el GPS de tu móvil).
Te interesa indicar tu hora de salida, y guardar el viaje como habitual.
De este modo, la siguiente vez que vayas, tu app te propondrá automáticamente repetir ese viaje, y te bastará con pulsar un solo botón: “Listo para que me recojan”.

Para indicar claramente a dónde vas como pasajero, has de ponerte en la situación del conductor:
Tienes que ayudarle a identificar fácilmente el lugar aproximado donde deberá dejarte.
Porque el conductor ha de tomar rápidamente una decisión sobre si te quiere llevar o no, Y esto, básicamente dependerá de que no le suponga desviarse demasiado de su ruta.
Para ayudar en esto al conductor, tienes dos opciones:
Puedes indicar tu lugar exacto de destino, o puedes indicar un punto de entrega cercano que sea conocido.

  • Si vas a un lugar bien conocido, y que está muy cerca de una calle o carretera transitada, lo mejor es que  indiques la dirección exacta de tu lugar de destino.
    También debes dar al conductor una indicación o pista, para que identifique claramente ese lugar (En Madrid, por ejemplo: El Corte Inglés de Castellana, o Telefónica o BBVA en Las Tablas).
    También debes indicar un margen de entrega (cuantos minutos o metros estás dispuesto a caminar). Esto indicará al conductor que no tiene que desviarse de su ruta para dejarte en la puerta, sino que tú estás dispuesto a bajarte del coche cuando paséis cerca de allí (yendo por dicha calle o carretera transitada), y luego llegarás a tu destino caminando.
    Dando tu verdadero destino, es fácil que aparezca un conductor que te deje en la misma puerta.
  • Sin embargo, tu lugar de destino podría no ser tan conocido para la mayoría de conductores. O que, si indicas tu lugar de destino, no resultaría evidente para el conductor identificar un punto de entrega (donde podría dejarte al pasar).
    Pero tu conoces bien la zona, y sabes que cerca hay un Punto de Entrega conveniente (Por ejemplo, en Madrid: La Plaza Elíptica, Moncloa, o el Puente de Ventas).
    Es un sitio por donde pasan muchos conductores, y mucho más fácil de identificar.
    A cualquiera de ellos le resultará sencillo parar el coche un momento para que te bajes, y luego seguir su viaje.
    Si este es tu caso, será mejor que indiques en la app ese punto de entrega (en vez de tu verdadero lugar de destino), para que aparezca enseguida un conductor que te recoja.
    Luego, hablando con él durante el viaje, también puedes decirle cuál es tu verdadero destino, por si diera la casualidad de que fuera a pasar por allí, o te pudiera dejar más cerca.

Todo esto, solo es necesario la primera vez que haces un viaje, o la primera vez que coincides con un conductor nuevo. Las siguientes veces, ya no hace falta.

 

¿Necesito pagar por adelantado, llevar dinero, tarjeta, o facilitar mis datos a otros?

No necesitas nada más, solo la app en tu móvil.
No tienes que dar al conductor más datos. Ni siquiera tu número de teléfono.

Para compartir los gastos, DedoCar se encarga de calcular un reparto equitativo del coste del recorrido, dividiendo el importe de cada tramo entre todas las personas que han compartido las plazas del coche.
Al acabar el viaje, DedoCar cobra automáticamente a cada pasajero su parte, y reembolsa la suma de ellas al conductor. Simplemente, aumentando o disminuyendo sus respectivos saldos de pre-pago.

 

¿Puedo elegir al conductor que me llevará?

DedoCar te da varias opciones, para que tú elijas con quién vas más a gusto:

En primer lugar, la app te presenta al conductor del primer coche que (en menos de 1 minuto) va a pasar por donde estás,  y te puede llevar.
Como (sobre todo el primer día) puede ser alguien que todavía no conozcas, la app te muestra una foto del conductor con su coche, te dice quién es, y te indica la reputación que ha conseguido (gracias a las recomendaciones de otros pasajeros, que ha llevado antes que a ti).
Tú decides, si aceptas o rechazas que te lleve (Tendrás que decidirte rápido, antes de que el coche pase de largo).
Al final del viaje, los dos ganáis automáticamente algo de reputación (por haber ido juntos); Y tú también podrás valorar (entre 0 y 10) al conductor que te llevó. para indicar a otros pasajeros cómo de recomendable es ir con él.
Lo normal en DedoCar es tener una reputación entre 5 y 8,5. De ahí hasta el 10 significa que tus compañeros están encantados contigo, y te han dado muy buenas puntuaciones. Nunca se te propondrá como compañero de viaje a alguien que tenga una reputación por debajo de 5.
Se amable con tus compañeros de viaje, y haz todo lo que puedas para mejorar tu reputación, porque con menos de 5 no podrás ir en DedoCar.

Además, cada vez que haces un viaje con un conductor nuevo, tu app aprende que sois compatibles.
Luego, cuando repites el viaje otro día,  la app comprueba si tus conductores conocidos vienen de camino, y (además de proponerte al conductor que ya está llegando) te da una lista de los conductores conocidos que hoy también te pueden recoger (empezando por el más cercano); para que puedas elegir con quién vas.

Cuanto más viajas en DedoCar, más gente conoces, y más opciones tienes para elegir.

 

¿Cómo colaboran los conductores?

Los conductores van haciendo paradas a lo largo de su camino al trabajo (o de vuelta a casa), para recoger y entregar a los pasajeros que les cae de paso llevar.
Algunos conductores admiten desviarse un poco de su ruta directa, para así recoger más pasajeros; ya que, llevando el coche bien lleno, los gastos se dividen entre más gente (os sale a todos más barato), y ellos pueden recuperar una parte mayor de los costes del viaje (unos costes que ellos ya han pagado íntegros y por adelantado).
En DedoCar el conductor conduce gratis (ya que él mismo tiene que viajar); y nunca gana dinero, porque cuenta como un viajero más, a la hora de repartir gastos.

 

¿Puedo tener un “plan B”, e indicar un destino alternativo?

Si tu viaje es complicado, al prepararlo puedes indicar en la app dos puntos de destino distintos:

  • Siempre indicas tu destino principal:
    El lugar a donde realmente quieres ir (o un punto de entrega cercano)
  • Y también puedes indicar un punto intermedio, como destino alternativo:
    Es otro sitio, donde también te conformarías con que te dejaran (si no hubiera un coche que te pudiera llevar directamente hasta tu destino principal de una sola tirada).
    Ejemplos de destinos alternativos podrían ser:
    Una parada de metro, para seguir viaje en transporte público.
    O un cruce de dos calles o carreteras muy transitadas, donde cogerías un segundo coche compartido en otra dirección, partiendo tu viaje con DedoCar en dos trayectos.

La app entiende que prefieres ir directo a tu verdadero destino (que siempre indicas, como tu primera preferencia) y, cuando indiques un destino alternativo, este sería tan solo tu segunda opción.

Tú conoces mejor que nadie las características de tu viaje.
Algunas personas han de hacer trayectos complicados (como entrar en la ciudad desde la periferia, para luego volver a salir hacia una localidad situada en otra dirección).
Si hay poca gente que haga un trayecto como el tuyo, puede que tuvieras que esperar demasiado hasta que pasara un coche que te llevara directo a donde quieres ir.
Para este tipo de viajes, si tienes coche, suele ser mejor utilizarlo, y ser tú quien lleve a otros pasajeros a lo largo de tu ruta.
Pero si vas a hacer este viaje “a dedo” (como pasajero), es bueno que tengas pensada la posibilidad de partirlo en dos tramos:

  • Puedes hacer tu viaje en DedoCar encadenando dos coches compartidos, y cambiar de uno a otro en algún cruce de las principales vías de comunicación, donde tu ruta cambia de dirección.
  • O puedes hacer en coche compartido solo la primera parte del viaje, hasta llegar a una parada o intercambiador de transportes, desde donde tengas buena combinación para seguir en transporte público (o viceversa).Esto te evita, por ejemplo, tener que mover tu coche, para dejarlo en un aparcamiento disuasorio (que existen pocos y, además, tienen pocas plazas).

 

screenshot_2016-12-29-19-47-55

 

Por lo tanto, podrás tener creadas en la app dos listas de destinos diferentes:
Una con tus destinos frecuentes (los puntos finales de tus viajes más habituales); Y otra de puntos intermedios (puntos alternativos como segunda opción, que te vengan bien como lugares de intercambio de medio de transporte).

 

 

¿Qué pasa si no hay ningún coche que me pueda llevar?

DedoCar es una aplicación que, cada vez que haces un viaje, puede descubrir nuevas personas que sois compatibles, y además lleva una lista de vuestros viajes, para ayudaros a a volver a ir juntos.

Nunca sabrás quien te puede llevar, si no lo intentas.
El primer día, todos estamos como ahora: Los conductores y pasajeros que pueden ir juntos, todavía no se conocen, y la app trabaja solo en modo descubrimiento de nuevos viajeros compatibles. Al cabo de unos días de ir en DedoCar, ya conocerás un grupo de conductores compatibles, que van al trabajo en la misma dirección a la vez que tu, y la app (además de seguir buscándote conductores nuevos), te dice quienes de tus conductores conocidos vienen de camino, y cual es el primero que llega.

Con DedoCar tienes muchas oportunidades, porque aprovechas varias cosas:

  • La gran cantidad de personas que nos movemos por la ciudad en la hora punta, yendo y volviendo del trabajo. Y que la mayoría de los coches llevan 4 asientos libres.
  • Para compartir un viaje, ya no hace falta ser vecinos y compañeros de trabajo a la vez; basta con tener un tramo en común (porque el coche va recogiendo y dejando pasajeros a lo largo del camino),
  • Tu flexibilidad para caminar un poco hasta los mejores puntos de recogida y entrega (lo que aumenta muchísimo el número de conductores con los que resultas compatible),
  • No hace falta conocerse de antes. DedoCar os presenta en el momento adecuado.

Gracias a todo ello, tienes que hacer un trayecto muy raro, para que no coincidas con nadie más con quien puedas compartir tus viajes habituales de ir y volver al trabajo, o estudios.
Porque a la hora de entrar, hay gran cantidad de coches con asientos libres, yendo de las zonas residenciales a las zonas industriales (o de oficinas). Y viceversa a la salida.

6 de cada 10 españoles compartirían coche a diario, para ahorrar“, y la inmensa mayoría de los coches llevan cuatro plazas libres (Por ejemplo, antes de poner en marcha DedoCar, los coches de Madrid desperdiciaban más de 4.000.000 de asientos libres al día).

Sin embargo, esto podría ocurrir en otros horarios, y para recorridos poco frecuentados .
Te animamos a probar con la app (Si no te encuentra un coche que te lleve, no pagas nada).
También intentaremos ayudarte:
Indicarte un lugar más propicio para que te recojan*, informarte de las opciones que tienes para ir en transporte público* y guiarte hacia él*, o también te podremos ayudar a pedir un taxi*.

  • Son funcionalidades que (si las veis convenientes, y nos las pedís) podremos incorporar en versiones futuras de la app.