Preguntas frecuentes

  • ¿Cuál es la diferencia entre BlablaCar y DedoCar?
  • ¿Cuál es la diferencia entre Uber y DedoCar?
  • ¿Cómo sé con quien puedo ir?
  • ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Cómo se paga?
  • ¿Tengo que mantener un saldo de pre-pago mínimo?
  • ¿Y si hago siempre el mismo viaje?
  • ¿Me conviene más ir de conductor, o de pasajero?
  • ¿Sirve también para otros viajes?
  • ¿Es seguro compartir coche con otros?
  • ¿A cuántos nos interesa ir en DedoCar?

¿Cuál es la diferencia entre BlablaCar y DedoCar?

Ambas son plataformas para viajar compartiendo los asientos libres de los coches, y ahorrar gastos.

La principal diferencia es que  Blablacar te sirve para ir a otra ciudad (se suele usar para viajes en fin de semana), mientras que DedoCar está pensado para ir al trabajo todos los días.

También funcionan de forma diferente:

En Blablacar los viajeros tienen que publicar en la web con cierta antelación, su intención de hacer un viaje en cierta fecha. Y luego tienen que ponerse de acuerdo entre ellos para organizarlo (¿A qué hora salimos? ¿Dónde quedamos? ¿Cuanto me costará? etc.).

Sin embargo, en DedoCar no hace falta reservar, porque la app presenta en el acto al conductor y el pasajero que están cerca y van en la misma dirección. (El nombre DedoCar viene de ir “a dedo”: Es como hacer auto-stop, con ayuda de la app).
Nuestros viajes al trabajo son tan frecuentes, y en hora punta somos tantos miles de personas moviéndonos por la ciudad todos a la vez, que para compartir coche t
e basta con abrir la app cuando ya estás en la calle, listo para desplazarte, y la app te presenta inmediatamente al mejor compañero de viaje disponible.

Te basta con aceptar al compañero que te propone la app, viendo su foto y la reputación que se ha ganado (según le hayan valorado sus compañeros de viajes anteriores).
No hace falta negociar las condiciones del viaje (la hora y el lugar de salida y de llegada), ni tienes que comparar el precio del asiento en distintos coches (porque en DedoCar hay establecido un precio fijo por kilómetro). 

Hay quien dice que en BlablaCar un conductor podría llegar a ganar dinero (porque pone un precio por asiento y, cuanta más gente lleve, mejor para él).  DedoCar reparte los gastos equitativamente: Cuantas más personas viajan juntas, más se ahorran todas ellas.
El precio por kilómetro recorrido, se divide automáticamente entre todos los ocupantes del coche (el conductor incluido, que cuenta como uno más a la hora de repartir gastos).

¿Cuál es la diferencia entre Uber y DedoCar?

Uber te sirve para moverte por la ciudad, pero es un servicio de taxi, que te viene a buscar a la puerta de casa a la hora que pidas, y que te lleva donde quieras ir. Normalmente, los trabajadores no nos podemos permitir pagar dos veces al día, el coste de un taxi (o un coche de alquiler).

En DedoCar, también te lleva un coche, pero aprovechas los asientos libres de otras personas que también van al trabajo, como tú. O, si eres tú el conductor, compartes los gastos de tu viaje al trabajo, con personas que van en tu misma dirección, y que recoges al pasar.
Si vas de pasajero en DedoCar, no te recomendamos que pidas que un conductor se desvíe de su ruta para llevarte de puerta a puerta (no todos estarán dispuestos a hacerlo). Es mejor que camines un poco, hasta esa calle de tu barrio con mucho tráfico y (como somos tantos yendo al trabajo en hora punta), verás como enseguida pasa un conductor que va en tu misma dirección, y que te puede dejar al pasar cerca de donde trabajas. Al cabo de unos días, tendrás una lista de conductores conocidos, que pasan por allí a esa hora, y que son amigos porque ya te han llevado alguna vez.

¿Como sé con quién puedo ir?

Si haces el mismo viaje todos los días, irás a menudo con las mismas personas: Otros trabajadores que tienen horarios y trayectos parecidos al tuyo.
Pero ¿Cómo saber quienes podéis ir juntos hoy? La app DedoCar se encarga:

La app te presenta en cada momento tu mejor opción (el compañero de viaje más cercano), y tu decides si vais juntos o no:

  • Cuando vas de pasajero, nada más llegas a tu punto de recogida, abres la app y tocas el botón “listo para recoger”.
    Inmediatamente la app te dice quienes son tus dos conductores conocidos más cercanos, que vienen de camino y te pueden llevar. También te dice a qué distancia está cada uno, y cuantos asientos libres trae hoy.
    Cuando falta un minuto para que pase alguno de ellos (o si pasa antes un conductor compatible nuevo, con el que todavía no has ido) la app os avisa a los dos, y os pregunta si queréis ir juntos. Por si se trata de alguien que aún no conoces, te muestra una foto del conductor con su coche, y te dice su nombre, cuantos viajes ha compartido antes, y qué reputación tiene en DedoCar (de 0 a 10).
    En ese mismo momento, lo normal es que aceptes que te lleve.
    O también podrías rechazar la propuesta, dejar pasar la ocasión y esperar al siguiente coche compatible.
  • Cuando vas de conductor, abres la app y tocas el botón “salgo ya” para compartir tus asientos libres.
    A lo largo de tu ruta, la app te avisa cuando falta un minuto para que pases por donde hay esperando un pasajero compatible con tu viaje, y te pregunta si lo quieres llevar. Por si es alguien nuevo, que no has llevado antes, la app te muestra la foto del pasajero y te dice su nombre, el número de viajes que ha compartido y la reputación que tiene en DedoCar (de 0 a 10).
    Normalmente, aceptas la propuesta, y paras a recogerlo. O también podrías rechazarla y pasar de largo, confiando en que aparezcan otros pasajeros compatibles a lo largo de tu ruta.

¿Cuanto cuesta?

Descargar la aplicación en tu móvil, es gratis.

El conductor no paga nada, sino que recupera una parte de los gastos del viaje (cuantos más pasajeros lleva, mayor parte se le reembolsa).

Cada pasajero paga su parte proporcional de los gastos de viaje (que se dividen entre todos los compañeros de viaje, incluido el conductor), según la longitud del trayecto que recorre cada uno, más el coste del servicio DedoCar.

El servicio DedoCar (que se presta gracias a la plataforma y la aplicación) presenta a los pasajeros y el conductor que son compatibles, les ayuda a ir juntos en un solo coche, y reparte los gastos del viaje entre ellos.
El conductor no paga nada por este servicio (Así le agradecemos que conduzca gratis para los demás).
El coste del servicio solo lo paga el pasajero, y es muy bajo: unos 10 céntimos de Euro* por viaje. Es mucho menos de lo que se ahorra el pasajero dejando el coche en casa, y compartiendo cómodamente el coche de otro.

*Este importe del coste del servicio todavía es orientativo.
Está calculado según el coste estimado de funcionamiento de la plataforma, y en función del número de usuarios esperado. Si el proyecto tiene mucho éxito, y mucha gente utiliza DedoCar, el coste del servicio podría ser incluso menor.

¿Cómo se paga?

No necesitas llevar dinero, porque cada persona que viaja en DedoCar, tiene su propia cuenta con cierto saldo de pre-pago.

Al acabar cada viaje, DedoCar divide los gastos entre todos los que han ido juntos.
De la cuenta de cada pasajero se reembolsa al conductor la parte de gastos que le corresponde, y su saldo disminuye en esa cantidad.
Cuantos más pasajeros haya llevado el conductor, recuperará una parte mayor de los gastos que le ocasionó mover el coche, y el saldo de su cuenta de pre-pago aumentará más.
Estos pagos de los pasajeros y el reembolso de gastos al conductor, los efectúa automáticamente la plataforma, sin que los viajeros se tengan que preocupar de ello.
Al acabar su viaje, la app dice a cada uno cuánto ha gastado (o recuperado), y cuál es su nuevo saldo.

¿Tengo que mantener un saldo de pre-pago mínimo?

Para ir de conductor, el saldo de pre-pago mínimo que tienes que mantener, es de 1€.
Cuando das de alta tu cuenta, se te pide recargar 1€ para comprobar que los datos de tu tarjeta son correctos. De este modo luego, todo el saldo sobrante que acumulas en tus viajes como conductor, puedes recuperarlo a tu banco cuando quieras.

Para ir de pasajero, necesitas tener un saldo mínimo, que cubra la mitad del coste del viaje que quieres hacer.
En principio solo tienes que tener la mitad, porque al conductor le corresponde la otra parte. Pero puede que al final toquéis incluso a menos (si el coche lleva otros pasajeros, parte de ti).
Conforme vayas haciendo viajes como pasajero, tu saldo de pre-pago irá disminuyendo y deberás hacer una recarga antes de agotarlo.
Tu decides el importe de la recarga. Puedes meter lo justo para el próximo viaje, aunque recomendamos que la cantidad que recargues te dure para varios días, o semanas.

¿Y si hago siempre el mismo viaje?

Como habitualmente hacemos cada día los mismos viajes (para ir al trabajo, o a estudiar, y de vuelta a casa), y normalmente seguimos los mismos horarios, es muy probable que las mismas personas coincidan a menudo en sus viajes.
Al cabo de unos días de ir en DedoCar ya conocerás a la mayoría de los que sois compatibles.

Sin embargo, las personas no somos tan puntuales como relojes. Un día, el pasajero puede que vaya a otro sitio, tenga otro horario, o puede llegar al punto de recogida un poco más tarde, o el conductor puede haberse adelantado (por haber salido un poco antes, o por encontrar más semáforos en verde).

Por eso, (en vez de “quedar para todos los días”, y que el coche tenga que esperar a un pasajero que se retrasa, entorpeciendo el tráfico), DedoCar os da siempre la mejor opción, y el coche nunca espera.
Cuando vas de pasajero, (a demás de decirte por donde vienen hoy tus conductores conocidos) la app te propone en cada momento ir en el primer coche que va a pasar con un asiento libre y cuyo conductor hace un trayecto compatible con el tuyo.
Y cuando vas conduciendo, te va localizando a lo largo de tu ruta el pasajero más cercano que va en tu misma dirección.

En DedoCar creemos que, para hacer juntos en coche un recorrido de 20 minutos, te vale “casi cualquiera” que vaya en tu misma dirección; no hace falta que quedes con tus amigos íntimos, ni que vayáis siempre el mismo grupo de personas.
Hoy podrías ir al trabajo con unos y volver a casa con otros; y mañana podrías viajar con otros compañeros distintos (aunque seguramente algunos se repetirán).

Pero además:
Si en diferentes ocasiones, tu vas conociendo a distintas personas que sois compatibles; DedoCar también aprende quienes hacéis recorridos parecidos, porque habéis viajado juntos.
Cada vez que solicitas repetir cierto viaje como pasajero, DedoCar comprueba quienes vienen de camino (de los conductores conocidos con los que has hecho antes ese viaje antes). La app te dirá a qué distancia está cada cada uno de tu punto de recogida y cuantos asientos libres trae.

De este modo, al ir de pasajero tendrás varias opciones:

  • Aceptar al primer coche que pase (aunque puede que todavía no conozcas al conductor),
  • o esperarte a que pase algún conductor conocido.

Una vez que DedoCar os presente y entabléis amistad, podríais intercambiaros los números de teléfono y quedar para ir juntos todos los días, sin necesidad de usar la app. De este modo, los pasajeros se librarían de pagar los 10 céntimos de coste del servicio que cobra la plataforma.
Pero estando fuera de la plataforma, (que te avisa del primer coche que llega, o del pasajero compatible más cercano), los compañeros de viaje tendrían que comprometerse a esperarse unos a otros (y puede que el coche no tenga donde parar sin obstaculizar el tráfico).
Tendríais que avisaros de posibles retrasos o de cambios de horarios o destinos.
Además, no disfrutaríais del reparto automático de gastos de viaje, y alguien tendría que calcular la parte  que corresponde a cada pasajero (idealmente sin discutir),  y cada pasajero tendría que pagar su parte directamente al conductor.
Tampoco contaríais con ayuda para optimizar gastos (completando con más pasajeros alguna plaza que pudiera ir libre), ni ganaríais reputación en el sistema.

No hay problema en que lo hagáis así.
Si algún día te falla el conductor, o algún pasajero se duerme y llega tarde; la plataforma seguirá estando ahí para cuando quieras utilizarla (y esperemos que con un número suficiente de usuarios activos, para que no tarde mucho en aparecer alguien dispuesto a viajar contigo).

¿Me conviene más ir de conductor, o de pasajero?

A los que tienen coche, y pueden elegir, les recomendamos que vayan de conductores si hacen viajes largos, porque podrán recoger pasajeros al pasar.
Si eres de los que hacen viajes mas cortos (sobre todo si tu casa y tu trabajo están bien comunicados: cerca de sitios por donde pasan muchos coches) te recomendamos que pruebes la comodidad de ir de pasajero (te lleva otro, y ya no tienes ni que mover tu coche, ni que aparcar).

Si no tienes coche, vas de pasajero.
Pero si lo tienes, tu decides qué es lo que más te conviene. Incuso en cada viaje, puedes decidir como prefieres ir: de conductor, o de pasajero (En DedoCar no tienes por qué ir siempre igual).

Como el reparto de los gastos de viaje es equitativo,  vayas como vayas, ahorras igual.
Todos los ocupantes del coche contribuyen a pagar su parte del coste del viaje. Incluido el conductor, que no gana dinero, sino que recupera una parte de lo que pagó por adelantado (la parte de los pasajeros que lleva).
Al acabar el viaje, cuando DedoCar divide los gastos, cada uno aporta en proporción a la longitud del trayecto que recorrió, y al número de personas con las que compartió el coche.

En realidad, al compartir coche, todos ganamos.

Aprovechar mejor los asientos libres de los coches, no solo tiene ahorros y ventajas directas para quienes los comparten, sino que también trae beneficios para el resto de la sociedad:

Se retiran miles de coches de la circulación, con lo que:

  • Al haber menos coches echando humo, bajará la contaminación del aire de la ciudad de modo permanente, y no harán falta más restricciones de circulación.
  • Habrá menos atascos de tráfico en hora punta, y millones de personas ahorrarán tiempo de transporte.
  • Tener menos coches buscando aparcamiento, hará más fácil aparcar.
  • Que muchos trabajadores ahorren cada día, pondrá dinero en el bolsillo de los trabajadores y (además de propiciar una mayor igualdad social) reactivará el consumo y la economía productiva, ayudándonos a superar la crisis.
  • Un menor consumo de combustibles derivados del petróleo (actualmente el 60% se gasta en transporte) prolongará la duración de las reservas y abaratará el precio de la energía.
  • Emitiremos menos gases de efecto invernadero. ¿Se te ocurre un manera mejor para que tú mismo puedas hacer algo cada día para combatir el cambio climático?

¿Sirve también para otros viajes?

La plataforma y la app DedoCar están diseñadas para aliviar los problemas de quienes han de ir todos los días al trabajo, sobre todo durante la hora punta del tráfico en la ciudad; Pero están en funcionamiento las 24 horas del día, sin más limitación que tener cobertura de móvil.

No hay nada que te impida usar la app también para compartir asientos libres en otros horarios, o en viajes interurbanos. Siempre que haya un conductor y un pasajero con trayectos compatibles, la app los presentará mutuamente, y les propondrá ir juntos. No te cuesta nada probar.

Tenemos la esperanza de expandir por muchas ciudades de todo el mundo esta plataforma española de viajes compartidos, para luchar con mas eficacia contra el cambio climático, para que los habitantes de otros países también se beneficien de sus ventajas, y para que tú puedas usarla en tus viajes al extranjero igual que si estuvieras en casa.
No importará donde estés, la moneda que usen allí, ni el idioma en que hablen. El funcionamiento será el mismo:

  • indicas en la app donde quieres ir,
  • no hace falta que te entiendas con el conductor local que te recoge,
  • te acerca a tu lugar de destino,
  • y pagas tu parte de los gastos de la forma habitual.

¿Te imaginas ir por todo el mundo, compartiendo viajes en coche con DedoCar en tu móvil?

¿Es seguro compartir coche con otros?

Compartir viaje con DedoCar es incluso más seguro que ir solo, y hay conductores que prefieren ir acompañados (por si tienen un pinchazo, etc…).

DedoCar lo utilizan personas como tú, que necesitan transporte y tienen ganas de ahorrar y de contaminar y atascar menos la ciudad.

Para que puedas confiar en quienes comparten sus viajes contigo, la plataforma DedoCar tiene muchos elementos de seguridad (y se podrán incorporar algunos más en el futuro):

  • Identificación de viajeros y supervisión de viajes.
  • Eliges tus compañeros de viaje por su reputación.
  • Vehículos en regla.
  • Pagos y cobros seguros.
  • Perfiles de usuario.
  • Lista negra y lista blanca de compañeros*.

 

La plataforma identifica a los viajeros y supervisa sus viajes

Todos los que usan DedoCar, están registrados e identificados.
La plataforma supervisa en tiempo real los recorridos que organiza: Sabe en todo momento donde está cada coche compartido y a quién lleva; dónde y cuándo recogió y dejó a cada pasajero y quienes son compañeros de viaje en cada uno de los tramos. Nadie que tuviera malas intenciones utilizaría DedoCar, porque “estaría fichado automáticamente”.

Por eso, no dudaremos en proponerte viajar con alguna persona que no sea de tu familia, que no tengas como contacto en Facebook ni sigas en Twitter, o sencillamente que todavía no conozcas.
Aunque en tus viajes, probablemente acabarás encontrando algún vecino, algún compañero de trabajo… o quizás alguna celebrity, ¿quien sabe?

Eliges tus compañeros por su reputación como viajeros.

Todos buscamos tener viajes agradables y buena reputación.

Cada viajero tiene un nivel de reputación entre 1 y 5 estrellas (los que ofrezcan plazas libres de su coche, tendrán una reputación como buen pasajero y otra como buen conductor). Los puntos de reputación en la plataforma, se ganan o se pierden a base de hacer viajes compartidos, y de recibir las valoraciones de los compañeros.

Cada vez que DedoCar te propone un compañero de viaje, te indica qué reputación tiene esa persona en la plataforma, para que tú puedas decidir rápidamente si aceptas o rechazas la propuesta, y si aprovechas o no la ocasión de ir con ella. Gracias a su nivel de reputación, sabrás inmediatamente como de recomendable es viajar con esa persona.

Al acabar cada viaje, en ausencia de valoración de los compañeros, la plataforma aumenta un poco la reputación de todos los que han compartido el coche: Ganáis puntos automáticamente por asiduidad.

Pero si tuvieras una opinión especialmente positiva o negativa de la persona con la que acabas de viajar, te rogamos que lo valores en la app al acabar el viaje, para modificar al alza o a la baja su nivel de reputación.

Comprobación de vehículos en regla

Respecto a los coches, solo pueden participar a los que tengan al día el seguro obligatorio y hayan pasado la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Pagos y cobros por medios seguros.

No necesitas llevar dinero encima, ni tienes que facilitar a otros viajeros ningún dato bancario, ni medio de pago.
Para viajar como pasajero tan solo necesitas tener un saldo mínimo en tu cuenta de pre-pago en DedoCar.  Así la plataforma garantiza que tienes saldo suficiente para reembolsar automáticamente tu parte al conductor.

Luego, al terminar cada viaje, la plataforma reparte equitativamente los gastos entre todos los ocupantes que hayan viajado en el coche: Disminuye el saldo de cada pasajero en la parte que le corresponde (mas el coste del servicio). Y aumenta el saldo del conductor con la suma de los importes de los pasajeros que ha llevado.

 Perfiles de usuario.

Al darse de alta como usuario de la plataforma, cada uno rellena los datos de su perfil.

Hay ciertos datos que se mantienen privados y otros son públicos. No pedimos que nos des más datos de los estrictamente necesarios para organizar viajes compartidos, pero facilitamos a quien quiera hacerlo, que pueda añadir otros.

Datos privados obligatorios:
Los datos como tu verdadera identidad, tu información de contacto y tu medio de pago preferido son tratados con estricta confidencialidad y, aunque los utilicemos para prestar el servicio con la calidad y seguridad adecuada, nunca serán comunicados a otros usuarios de la plataforma ni a terceros (salvo obligación legal de facilitarlos a requerimiento de las autoridades).

Datos públicos opcionales:
Es muy recomendable poner una fotografía tuya actualizada (y otra de tu coche) para que tu compañero de viaje pueda reconocerte en el momento de la recogida. (Piensa si tú aceptarías ir con alguien que no pone su foto)
Algunas personas preferirán no facilitar muchos más datos personales a alguien con quien tan solo quieren compartir un corto viaje en coche. La plataforma lo respeta; y por eso, puedes elegir un nombre de usuario por el que quieres ser conocido en ella.
También hay personas muy sociables que prefieren publicar en su perfil otros datos personales, como datos de su biografía o enlaces a sus redes sociales, porque creen que esto puede mejorar las relaciones de confianza mutua con sus futuros compañeros de viaje.

¿Qué datos de mi perfil pueden ver otros usuarios de la plataforma?
DedoCar no es una plataforma de contactos, ni para cotilleo; solo puedes consultar la parte pública de los perfiles de aquellas personas que te hayan sido propuestas para compartir un viaje, o con las que ya hayas viajado.

¿Qué pueden publicar unos usuarios sobre otros?
Las valoraciones mutuas que pueden emitir los compañeros tras cada viaje, afectan a sus respectivas reputaciones como pasajeros y conductor.
En caso de tener una experiencia especialmente positiva o negativa, un usuario también puede dejar comentarios con alabanzas o quejas sobre un compañero de viaje, que aparecerán de forma anónima en su perfil y que podrán ver otros usuarios que coincidan en el futuro con esa persona.

Evidentemente, cuando DedoCar te dice que dentro de unos segundos podrías compartir viaje con alguien nuevo, has de contestar muy rápido y no tendrás tiempo de consultar toda la información de su perfil (salvo el nivel de reputación que tiene acreditado en la plataforma, que se indica en la propuesta).
Si, a pesar de su buena reputación, no te fiaras de viajar con un desconocido; pero se tratara de un viaje habitual (por lo que puede que volváis a coincidir en próximas ocasiones), podrías rechazarlo la primera vez que se te propone como compañero; y luego echar un vistazo al perfil de esa persona, para decidir si lo admites en un viaje posterior.

Lista negra y lista blanca para compañeros futuros.*

En tu perfil de usuario de la plataforma, podrás ver una lista a la que se irán añadiendo automáticamente las personas que tienen un trayecto coincidente con alguno de los tuyos. Son las personas con las que te hemos propuesto viajar, o con las que ya has compartido viaje.

Tú puedes colocar a alguna de estas personas en otras dos listas de tu perfil: una blanca y otra negra.

Si, por cualquier motivo, no quieres viajar en el futuro con alguien; bastará con que lo añadas a tu lista negra, y no te lo volveremos a proponer como compañero de viaje.

También puedes poner a alguien en tu lista blanca, para indicar que (si hubiera opción de elegir) prefieres compartir viaje con esta persona, antes que con otras.

*Funcionalidad a desarrollar en próximas versiones, si los viajeros la demandan

¿A cuántos nos interesa ir en DedoCar?

En nuestro formulario de contacto ya se han apuntado más de 1.600 personas, indicando que quieren compartir coche en sus desplazamientos diarios al trabajo (el 85%), o a estudiar.
La mayoría tienen entre 25 y 50 años, y más del 60% son mujeres.
Hay el doble de interesados en ir de pasajeros que de conductores. Por lo tanto, lo típico será ir tres en cada coche, y que cada uno se ahorre más del 60% de gastos.

También nos han llamado de algunas empresas, que quieren organizar el uso compartido de coches entre sus empleados, integrando la plataforma DedoCar en sus Planes de Transporte Sostenible al Trabajo.

Cuantos más participemos, mejor para todos.

Cuantos más conductores ofrezcan las plazas libres de sus coches para compartir, antes encontrarán los pasajeros un coche que les lleve.
Cuantos más pasajeros haya, más llenos irán los coches; más dinero ahorrarán los pasajeros, mayor parte de sus gastos recuperará el conductor,  y más problemas de congestiones y contaminación nos ahorraremos todos en la ciudad.

Necesitamos difundir este proyecto.
Si crees que compartir coche con la app DedoCar es una buena idea, apúntate, coméntalo en tu empresa, pasa el enlace en tus redes sociales, y anima a participar a tus amigos y familiares. Ir la misma gente en menos coches, nos interesa a todos.

Tu colaboración es fundamental porque… si solo fuéramos tres, y uno estuviera en Alcobendas, otro en Alcorcón y otro en Alpedrete…  entonces, esto no funcionaría.